Vía sustitutiva no será 100% estable: expertos

Una vez se conozcan las conclusiones de la estructuración de la concesión se sabrá qué va a pasar en un futuro con la vía sustitutiva, de la que ya se ha entregado un túnel para desviar el tráfico entre las dos capitales

Según los expertos internacionales la vía “no tiene garantía total de estabilidad”. No obstante, el actual trazado no variará. Isagén ha inyectado tecnología para evitar cualquier catástrofe.
La estabilidad para el tránsito en la vía Bucaramanga-Barrancabermeja no está garantizada en el futuro.

Esta fue la principal conclusión del comité de expertos contratado por Isagén de acuerdo a las exigencias de gremios como la Sociedad Santandereana de Ingenieros.

“Sí hay peligro, la vía puede moverse hasta 10 metros”, aseguró el español Antonio Soriano Peña.

Ante el señalamiento del experto, el gobernador de Santander, Richard Aguilar Villa, advirtió que esta situación se daría en condiciones de invierno extremas como la que se presentó hace tres años. La magnitud de estos eventos fue calificada como un cataclismo por la comunidad y prácticamente se desmoronaron tres kilómetros de la vía, dejando incomunicadas a las dos capitales durante casi dos meses.

Cabe recordar que para restablecer la infraestructura actual, especialmente de esta carretera, el Invías suscribió un convenio con Isagén, por lo que la generadora de energía debe garantizar la estabilidad de la vía durante cinco años, luego de ponerla en funcionamiento.

El gerente de Isagén, Luis Fernando Rico, enfatizó en que a juicio del board de expertos, el actual trazado es el que otorga mayor estabilidad para construir la obra.

Sin embargo, aclaró que “nada se puede garantizar cien por ciento en la vida”, por lo que recordó que Isagén asumirá los problemas que registre la carretera en los próximos cinco años.

El gerente de la compañía que construye Hidrosogamoso añadió que “además se realizan obras complementarias para verificar y estabilizar la vía”.

Adicionalmente se montó un sistema de monitoreo con lo que se tendrán datos ciertos sobre el movimiento de las estructuras, en caso de llegar a presentarse.

Antecedentes
Cabe recordar que la alerta por la ejecución de la vía en su trazado actual, construida por Isagén, la lanzó la Sociedad Santandereana de Ingenieros en un documento conjunto con la Cámara de Comercio de Bucaramanga en febrero de este año, donde se aseguraba que esta vía sustitutiva presenta problemas geológicos y geotécnicos mucho más graves que la vía actual. “Los coluviones son mucho más activos en su parte superior, que en la vía actual a Barrancabermeja”, aseguraron.

El mismo trazado
El gobernador de Santander, Richard Aguilar, aseguró que la carretera que se construye se terminará con su actual trazado.

Además, enfatizó que “las dudas que se suscitaron sobre la construcción fueron totalmente aclaradas por los expertos. Por tal razón, damos por cerrado este capítulo y esperamos en marzo próximo inaugurar esta obra...”.

Lo que viene ahora para el proyecto es la terminación de la vía, situación que se dará en los próximos meses pues el proyecto avanza en un 60%, de acuerdo con el reporte entregado por Isagén.

AVANZA CONCESIÓN
La Unión Temporal ATP Vial Bucaramanga-Yondó, es la firma encargada de la estructuración del proyecto. Esta dio a conocer preliminarmente que de acuerdo a las proyecciones del tráfico promedio diario, la vía tendrá que ir en su totalidad construida en doble calzada.

Una vez finalizada la estructuración del proyecto, éste será revisado por el Confis, entidad que debe autorizar la asignación presupuestal para la financiación de las obras. Su costo estaba estipulado en $900 mil millones, sin embargo ascenderá por las especificaciones.

Última actualización en Miércoles, 16 de Octubre de 2013 16:36