Boletín Informativo 21 - Septiembre de 2012

Hasta cuándo quienes quieren seguir sosteniendo empresas, generando empleo, aportando al desarrollo económico de la región, por supuesto con el consecuente aporte fiscal, tendrán que seguir soportando la negligencia administrativa de las entidades Gubernamentales que como la DIAN someten a los usuarios a una espera no sólo absurda sino inclemente y peligrosa.

Analicemos el porqué de este comentario.

Absurda porque es inconcebible que para solicitar cita con el fin de radicar una solicitud de devolución de IVA, los interesados reciban la no muy grata noticia que las mismas están siendo asignadas para Abril del año 2013.

Inclemente porque las necesidades no dan espera y menos las entidades bancarias y los acreedores en general.   En un sector que como el avícola todo peso suma y más si estamos hablando de una suma nada despreciable que entre unos y otros llega a los 20 mil millones de pesos, sólo Santander, es una situación que afecta hasta el más robusto de los bolsillos.

Peligrosa porque la DIAN al tomarse todo el tiempo del mundo para devolverle a los avicultores SU DINERO, el que por ley les corresponde, deja a las empresas sin caja llevándolas al descalabro económico y en algunos casos al cierre de las mismas.

Razones expuestas por la entidad como falta de personal operativo, investigaciones en curso, ajenas incluso a este sector y limitaciones presupuestales, no son  tenidas en cuenta a la hora de poner la cara para un pedido de pollitas (os), a la hora de pagar la importación del alimento y menos aún a la hora de pagar la nómina.

El señor Director de la DIAN,  el Ministro de Hacienda (saliente) y hasta el  propio Presidente de la República  Juan Manuel Santos conocen de primera mano la situación, ya que no hemos escatimado esfuerzo ni escenario alguno para plantear  esta problemática  y........ NO PASA NADA.

La pregunta entonces es qué le espera a este sector ?

Juzguen Ustedes.

MARTHA RUTH VELÁSQUEZ Q.
Directora Ejecutiva

Descargar PDF